Si una persona carece de genitales desde su nacimiento no puede acceder a la Guardia Civil ni al Ejercito. Tampoco si tiene en ellos, o en sus gonadas -testiculos u ovarios-, malformaciones y anomalias de origen congenito. Asi lo estipula una orden publicada en el BOE el 12 de enero de 2019, que actualiza el catalogo de exclusiones medicas para los aspirantes a los centros docentes militares de formacion. Su publicacion supone un paso atras en la normativa sobre las enfermedades que impiden el acceso a ciertos empleos publicos.

Los conceptos mencionados en la orden, agenesias, disgenesias e hipogenesias, aluden a “grados distintos de malformacion” en los genitales y en las gonadas, segun explica a Civio Laura Audi Parera, especialista en Bioquimica clinica. El primer termino significa que “no se han formado” por un problema de origen congenito, mientras que el segundo se refiere a estructuras anomalas que no han llegado a desarrollarse de forma normal. La hipogenesia se relacionaria con una malformacion que hace que las gonadas y los genitales sean mas pequeños de lo habitual. Su empleo en la normativa es “ridiculo”, segun Audi, ya que, para empezar, el tercer concepto “no se utiliza” en medicina.

Estos problemas en el desarrollo sexual no tienen por que comportar ninguna discapacidad

Los expertos niegan que este tipo de anomalias en el desarrollo sexual supongan de forma generica una limitacion para ejercer como guardia civil o militar. “No tienen por que comportar ninguna discapacidad”, afirma Audi. Tambien comparte esta opinion Ricardo Gracia Bouthelier, exjefe del Servicio de Endocrinologia pediatrica del Hospital Infantil La Paz, que aboga por analizar caso a caso. Algunos pacientes deben tomar desde la pubertad un tratamiento que sustituya a las hormonas que su cuerpo no genera. Los hombres, testosterona; las mujeres, estrogenos y progesterona.

Los que necesiten hormonas de forma constante tambien podrian ser rechazados por el epigrafe dedicado a los “procesos endocrinometabolicos que requieran terapia sustitutiva continua”, dentro de las causas generales de exclusion. A diferencia de las hormonas, “lo que no se pueden poner son espermatozoides ni ovulos”, señala Gracia, en referencia a la principal limitacion que causan estos problemas: la infertilidad. Es decir, los afectados no pueden tener descendencia, algo que por supuesto no les incapacita para ejercer el trabajo militar.

Por Otro Lado:  Ucrania restringe acceso a su territorio de rusos de entre 16 y 60 años

Algunos trastornos complejos, donde aparecen estos problemas sexuales, si pueden conllevar una estatura anormal y cierto retraso mental. Es el caso, por ejemplo, de los sindromes de Turner y de Klinefelter, dos patologias poco frecuentes. Mas alla de estos casos puntuales, los expertos critican la redaccion generica utilizada en la normativa. Para Gracia, la valoracion de los genitales externos por si sola no deberia ser una causa que impida el acceso a estos empleos publicos. Las anomalias no tienen por que suponer una limitacion, mas alla de que ciertos pacientes deban tomar la terapia sustitutiva, coincide Laura Audi.

Por su parte, Mercedes Herrero Conde, ginecologa en HM Hospitales, habla de “discriminacion” por su inclusion en esta normativa, a la que describe como ilogica. De la misma opinion es Juan Carlos Ruiz de la Roja, portavoz de la Asociacion Española de Urologia (AEU), que esta de acuerdo en que no tienen por que suponer una limitacion. El experto tampoco comparte que otras enfermedades -como la inflamacion (orquitis) y la presencia de liquido (hidrocele) en los testiculos- sean tambien exclusiones medicas para acceder a la Guardia Civil y al Ejercito. “Actualmente estas causas no tienen mucho sentido, son tratables y las personas pueden hacer vida normal”, comenta a Civio.

Un paso atras

Una orden de 2007 incluyo la “falta total del pene” y la “perdida, ausencia o atrofia de ambos testiculos” como vetos para el acceso a los centros docentes militares de formacion. Aquel catalogo de exclusiones tambien recogia un apartado dedicado a los problemas ginecologicos. Pero la normativa cambio en 2009, cuando se establecio un unico epigrafe actualizado sobre el aparato urogenital, suprimiendo tambien el campo de ginecologia. En aquella regulacion se mencionaban las afecciones congenitas como exclusiones medicas pero solo cuando puedan “alterar el normal ejercicio de la profesion militar”. La entrada en vigor de la orden publicada en enero en el BOE supone un paso atras, ya que se aplica en cualquier caso, incapacite o no para trabajar como guardia civil o militar.

Por Otro Lado:  'Here and Now' y 'American Horror Story: Cult' son las series que mejor reflejan la sociedad actual

Muchas exclusiones medicas, desactualizadas

Las causas de exclusion medica estan reguladas en la normativa sobre el acceso a determinados empleos publicos, como los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, las fuerzas armadas, los cuerpos de vigilancia aduanera y los de instituciones penitenciarias. Con estos vetos se pretende que los candidatos demuestren un estado de salud idoneo para el puesto al que aspiran.

Segun dictamino el Tribunal Supremo, la Administracion puede aplicar el cuadro de exclusiones medicas que corresponda en cada caso, pero debe explicar los motivos en relacion al trabajo a desempeñar. Por ejemplo, las personas con problemas graves de corazon o con diferentes tipos de sordera estan excluidas para acceder a la Guardia Civil y el Ejercito. Para Manuel Anguita Sanchez, presidente de la Sociedad Española de Cardiologia (SEC), y Maria Jose Lavilla Martin de Valmaseda, portavoz de la Sociedad Española de Otorrinolangologia (SEORL), los criterios resultan logicos teniendo en cuenta las funciones de estos cuerpos.

El Gobierno incumple su promesa sobre la psoriasis

En noviembre de 2018, el Consejo de Ministros acordo eliminar el VIH, la diabetes, la psoriasis y la celiaquia como impedimentos para acceder a determinados empleos publicos. El catalogo de la Guardia Civil y el Ejercito, publicado en enero en el BOE, es el primero que actualiza las causas de exclusion medica tras el acuerdo del Gobierno. Sin embargo, la psoriasis sigue siendo un veto para el ingreso en los centros docentes militares de formacion, si bien camuflada bajo una denominacion mas generica -las dermatosis extensas y generalizadas.

Pero, al igual que sucede con los problemas de desarrollo sexual, la orden sobre el ingreso en los centros docentes militares incluye causas que no tienen mucho sentido, segun los expertos consultados por Civio. Por ejemplo, pese a que el Gobierno prometio eliminar la psoriasis como causa de exclusion medica, la patologia sigue siendo un impedimento para el ingreso en la Guardia Civil y el Ejercito. La orden recoge un termino cajon de sastre, la dermatosis extensa y generalizada, que engloba a “cualquier enfermedad de la piel”, incluyendo la psoriasis y el vitiligo, segun Yolanda Gilaberte Calzada. La vicepresidenta de la Academia Española de Dermatologia y Venereologia (AEDV) apunta que son patologias “tratables” y, salvo los problemas que puedan causar a los pacientes -como dolor y picor-, solo producen efectos esteticos. “No me parece justo”, concluye la experta.

Por Otro Lado:  Kim Kardashian recibe demanda millonaria por aplicación de emojis

“Si excluyes por razones medicas a un candidato siempre entiendo que hay que motivar por que la patologia le impide el desarrollo de la funcion de la plaza concreta convocada”, explica el abogado Dario Dieguez, especializado en Derecho Administrativo. En ese sentido, el Gobierno defendio en noviembre que la eliminacion de ciertas causas de exclusion servia para adaptar las convocatorias “a la evidencia cientifica actual valorando siempre la situacion clinica del aspirante y no solo su diagnostico”. Sin embargo, pese a que el VIH, la diabetes o la enfermedad celiaca no deberian ya impedir el ingreso a ciertos empleos publicos, la inclusion generica de otras patologias, pese a que por si solas no son discapacitantes, parece desfasada.

Hemos analizado el cuadro medico de exclusiones exigible para los centros docentes militares de formacion (Ejercito y Guardia Civil), publicado en una orden en el BOE el pasado 12 de enero de 2019. Ademas, hemos contactado con el Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad -departamento del que depende dicha orden-, sin recibir respuesta por el momento.

Autor: Ángela Bernardo/Fundacion Civio

Este articulo fue publicado originalmente en Civio