El yacimiento de Dmanisi en Georgia es conocido por haber proporcionado los fosiles mas antiguos de hominidos registrados fuera de África. Varios craneos excavados a finales del siglo XX y principios del XXI revelan la presencia hace 1,8 millones de años del genero Homo en esta zona geografica que linda entre Asia y Europa.

El buen estado de conservacion de los fosiles humanos y de otros mamiferos lo convierten en un yacimiento excepcional para estudiar las relaciones entre estos primeros humanos y otros grandes mamiferos que habitaron en esta zona, especialmente los carnivoros.

Ahora, un estudio liderado por investigadores del Institut Català de Paleoecologia Humana y Evolucio Social (IPHES) con la participacion del investigador del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), Joan Madurell, analiza gracias a un fosil de mandibula la taxonomia y la dieta de los osos que coexistieron con estos humanos alli hace casi dos millones de años. Las conclusiones del estudio publicados en la revista Scientific Reports revelan ademas que, a diferencia de lo que se creia hasta ahora, hay una unica especie de oso en esta zona: Ursus etruscus.

“El registro fosil siempre es incompleto y muy a menudo es dificil saber si dos restos parecidos pertenecen a una misma especie o especies distintas”, explica Madurell. A partir del analisis estadistico, los investigadores demuestran que las diferencias observadas en los restos de Ursus etruscus se pueden explicar por el dimorfismo sexual.

“Pensamos que los machos de esta especie eran mucho mas grandes que las hembras, como ocurre con los osos pardos actuales”, comenta el investigador. El estudio tambien revela que los huesos de Dmanisi corresponden a los primeros representantes del linaje de los osos de las cavernas, un grupo muy conocido en cronologias posteriores en Europa.

Por Otro Lado:  Senado analiza proyecto para prohibir condonación de impuestos

¿Que comian los osos?

El estudio ha inferido la dieta de estos osos a partir del analisis de las microabrasiones que producen los alimentos en el esmalte dental. “Cada tipo de alimento deja una marca caracteristica en los dientes. Comparandolas con las de animales actuales de los que conocemos su dieta podemos inferir de que se alimentaban especies extintas”, explica el investigador del ICP. En el caso del oso de Dmanisi, se ha podido determinar que tenia una dieta omnivora donde el pescado y la carne tenian una presencia importante.

Por otra parte, en Dmanisi, humanos y osos debian hacer frente a una estacionalidad mas marcada de la que habia en África subtropical y es posible que esto condicionase su dieta. “Seguramente ambas especies tenian que alimentarse de carroña en algunas epocas del año, cuando los vegetales eran mas escasos”, indica Joan Madurell.

“Es posible que compitieran por determinados recursos, pero no hasta el punto de impedir la coexistencia”, afirma. Hay que tener en cuenta, tambien, que los osos hibernan durante los meses mas frios, por lo que, cuando las condiciones eran mas duras, no competian por los recursos con los humanos. El estudio tambien revela que los jabalies de la zona se extinguieron con la llegada de los humanos, probablemente porque la competencia por los recursos era mas feroz que con los osos.