Las medidas que actualmente se encuentran en marcha para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero no son suficientes. No hay mejor prueba de ello que el ultimo comunicado de la Organizacion Meteorologica Mundial, en el que esta semana se ha anunciado que en 2018 alcanzaron un maximo historico, cuyas consecuencias pueden ser muy graves si no actuamos deprisa para solucionarlo.

Record en los gases mas peligrosos

Segun el director de la Organizacion Meteorologica Mundial (OMM), Petteri Taalas, las cifras no solo no estan disminuyendo con el paso de los años, sino que esta aumentando la velocidad con la que ascienden.

Concretamente, en 2018 se registro una concentracion atmosferica de dioxido de carbono de 407’8 partes por millon (ppm), que supera con creces las 405’5 ppm de 2017. Este incremento anual, es mucho mas alto que el que se ha dado temporada tras temporada en la ultima decada, por lo que puede afectar gravemente a las temperaturas globales en menos tiempo del esperado.

Ademas, no ha sido el unico de los conocidos como gases de efecto invernadero que ha experimentado un ascenso tan claro. Ha ocurrido algo similar con el metano, que ha contribuido a un 17% del calentamiento global, en base a las cifras presentadas por la OMM. Se sabe que el 60% de las emisiones de esta sustancia tienen un origen antropogenico o, lo que es lo mismo, propiciado por el ser humano. Es el caso, por ejemplo, del que se libera por la fermentacion de los arrozales o las flatulencias de los rumiantes criados como ganado.

Por Otro Lado:  Las series y películas que dejan Netflix en septiembre de 2019

En cuanto al oxido nitroso, cuyos efectos son mucho mas potentes y duraderos que los del temido CO2, ha causado durante esta epoca aproximadamente el 6% del calentamiento del planeta, con un 40% procedente de actividades humanas, como el uso de fertilizantes o la quema de biomasa.

El planeta no da abasto

No todos los gases emitidos desde la Tierra llegan a concentrarse en la atmosfera. Afortunadamente, un cuarto de estas emisiones es absorbido por los oceanos y otro cuarto por la biosfera. Sin embargo, esto deja un 50% que sigue pudiendo acumularse, dando lugar a consecuencias como un aumento de las temperaturas globales y del nivel el mar, ademas del deterioro de los ecosistemas, tanto acuaticos como terrestres.

Segun el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climatico (IPCC), para evitar que el calentamiento global supere los 1’5ºC desde los niveles preindustriales, esas emisiones netas tendrian que permanecer a cero, pero estamos muy lejos de alcanzar dicho requisito.

Afortunadamente, en su informe Taalas aseguro mantener todavia algo de positividad. Este optimismo se basa en que, a diferencia del pasado, hoy en dia hay mucho mas conocimiento sobre el problema que en epocas anteriores. Por esto, sera mas facil que en un futuro se tomen las medidas adecuadas. El sector privado ya esta invirtiendo en nuevas formas de tecnologias verdes y los gobiernos de los diferentes paises firmantes del acuerdo de Paris estan tomando medidas de gran utilidad. Incluso Estados Unidos esta poniendo su granito de arena, a pesar de la firme conviccion de Donald Trump para retirar la nacion de dicho acuerdo, pues algunos estados si que siguen llevando a cabo proyectos de cara a la disminucion de emisiones. Hay que actuar deprisa y con conviccion, pero aun estamos a tiempo.

Por Otro Lado:  Presidente turco planea con Trump la compra de misiles Patriot